El Vaivén de la ciudadanía española

Los cubanos vieron el cielo abierto de par en par cuando se le ocurrió a los españoles aprobar una Ley de Memoria Histórica para que los descendientes de hispanos, nacidos fuera de España por culpa de la emigración, pudieran hacerse españoles.

Se formó en el Nuevo Mundo, y especialmente en Cuba tremendo sal pa’ afuera. Los hijos de quienes llegaron a la isla podían acceder a la ciudadanía española. Y de un momento a otro pudieron los nietos también coger un poco de la teta de la vaca española.

Los emigrantes de ayer

Cubanos españoles a millón

Y ahora la cosa anda por los bisnietos, aunque una buena parte de los que eran menores pudieron agarrar el tan ansiado pasaporte español que también da entrada en la comunidad europea.

Pero esta vida está llena de espirales que dan un meneo con el paso de los años. Esta historia de las nacionalidades tiene su trayectoria que cuando uno la recorre, parece increíble.

De España a Cuba en el pasado

Eso de montarse en la nave y viajar al nuevo mundo, se hizo tendencia antigua desde que Cristóbal Colón hizo el descubrimiento. Con el paso del tiempo los del Viejo Mundo se fueron al Nuevo para hacer dinero y enviar ayuda a sus pobres familias en España.

Llegaron a la isla los gallegos, los canarios, los de Vigo y los del mediterráneo… llegaron y muy pocos fueron los que regresaron a la madre Patria, porque la inmensa mayoría conocieron pareja y fundaron familia.

Se perdió así la nacionalidad de aquellos que, forzados por situaciones terribles en España, tuvieron que quedarse lejos.

De Cuba a España en el presente

Se sorprendieron los blancos, los mulatos, los negros y los jabaos cuando le dijeron ¡Tu eres español! La cosa se puso buena y comenzaron a llegar de España cientos de miles de certificaciones literales de nacimiento y fe de bautizos de aquellos que en el pasado habían ido de España a Cuba.

El Consulado de España en Cuba habilitó oficinas en la Lonja del Comercio, en la Plaza de San Francisco de Asís, para recibir el mar de carpetas. ¡Y empezaron a salir del horno cubano los españoles recién horneados!

Voy Pa’ América


La gente
con su pasaporte por delante y la sangre más española que nunca, trazó viaje a
la madre patria para buscar en sus raíces, los buenos euros.

De España a Cuba en el futuro

Esta es
una escena muy cubana con su onda de futuro y de ciencia ficción. Los que en el
presente alistan la maleta y con su ciudadanía española se van a la Madre
patria, puede que se queden para siempre lejos de la isla, al lado de sus amores
hispanos y viendo nacer y crecer a sus hijos.

Y esos
hijos de cubanos y cubanas, cuyos tatarabuelos fueron españoles que se echaron
al mar y fueron de España a Cuba, van a hacer ese mismo viaje. En el futuro,
los hijos de los que recuperaron la ciudadanía en Cuba, sentirán la necesidad
de irse a la isla y recuperar la ciudadanía cubana que ellos ansiarán.

 

Bandera de España

La espiral de la vida no tiene fin

Y así, de
época en época, habrá un vaivén entre la ciudadanía española y la ciudadanía
cubana. Porque siempre habrá cubanos corriendo a la Madre Patria y españoles
llegando para quedarse para siempre en la isla.

Este
asunto de la ciudadanía española-cubana tuvo, tiene y tendrá vuelta loca a las
generaciones, porque en Cuba hasta el más negro tiene alguito de español.

¿Y la ciudadanía africana pa’ cuando?

Eso es
una interrogante que no se hace mucha gente, pero si España tuvo su Ley de
Memoria Histórica, y ha permitido que los descendientes de los que se fueron a
la isla, se hagan españoles, entonces ¿cuándo se va a recuperarla ciudadanía
africana?

Anteriores

Llevaré pacotilla a Cuba hasta que se seque el malecón

Mucho más

¡Candela! Un recién llegado al extranjero

¿Y qué tu crees de esto?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *