Estas son las “pestes” más clásicas del cubano

Ser cubano, ser isleño y sobre todo ser caribeño tiene su distinción, buena, y no tan buena. La gente en Cuba sueña con vivir algún día en un lugar donde jamás sudes ¡que rico!

En Cuba se suda ¡y bastante! Lo interesante es que por una u otra cuestión el cubano no se ha empatado con buenos jabones, colonias ricas, perfumes de olor irresistible así como las cremas y los talcos.

Por eso en Cuba sigue siendo una cosa grandísima que te regalen un jabón o una crema… son buenos los de la shopping, pero los de afuera son espectaculares. ¡Vamos, con cuidado y respeto, a enumerar las “pestes” más cubanas.

Peste a pata… o ¡tremendo cicote!

¡Caballero esto da risa pero es tan serio! Yo creo que en Cuba es uno de los países donde el mal olor de los pies es más abundante. Es interesante que el cicote cubano lo desaten factores como, zapatos de materiales que hagan sudar los pies, los tenis, las medias tejidas con otra cosa que no sea algodón… ¡las medias y zapaos sucios! Y también esas cosas de la adolescencia revuelta.

Hay gente que literalmente le sale la peste a pata por encima de la ropa y que cuando se quitan los zapatos reciben esta comparación: ¡Alabao niño esos pies huelen a Cañandonga, están podridos, son perro muerto!

Y corre la gente a lavarse, a usar el bendito micocilén, a ponerle periódico a los zapatos y hasta hojas de albahaca. ¡Di tú!

Mal olor en las axilas… ¡el “grajo” cubano!

Aquí no importa de donde vino la palabra, aquí lo que interesa es que es de los malos olores más clásicos y potentes en Cuba. La adolescencia hace que se revuelva todo en las axilas y es cuando tienes que pasar todos los turnos de clases con los brazos pega’os al cuerpo porque si no te dan un chucho encendío.

En el Período especia, cuando desapareció el desodorante de tubito y de pastica, y los ricos spray, hubo que hacer todo tipo de invento que incluyeron el alcohol con bicarbonato y el limón.

Malos olores de zonas íntimas…

¡Aquí todo el mundo sabe a lo que nos estamos refiriendo! Y para colmo es una peste que surge en tres partes del cuerpo en cubanas y cubanos. ¡Caballero en Cuba se suda, pero también la “cochinería” y el descuido abundan.

¡mejor salimos del tema porque ya me está dando cosa y los voy a mencionar!

Peste a boca

Y estamos hablando de la halitosis, que es una situación de tratamiento, y a la peste a boca típica de cuando te levantas. Esa que se va haciendo demorada cuando no te cepillas y llega a tener tonos alarmantes que nadie quiere sentir cuando se entabla una conversación

El mal olor bucal es para los cubanos una de las pestes más comunes, sin embargo tiene un remedio sencillo.. ¡con no abrir la boca, basta!  ¿Pero cuál cubano puede estar más de un par de minutos con el pico cerrado? Exacto, ninguno

Peste a sudor

Claro que es la más popular y prácticamente la más incontrolable porque depende del clima y no tanto de la higiene. ¡Cuidadito que no estoy defendiendo a los cochinos! Pero en Cuba por mucho perfume que te pongas, y mucho jabón que te des, será un emisor potencial de olor a sudor por el calor y otros factores más.

Apestar a sudor se siente raro… como agrio, y el cabello es el primero en pedir lavado a gritos.

Estas son… las pestes cubanas más populares, claro que sí. ¡A bañarse!

Anteriores

Bicicleta cubana Forever ¡dando un pedal encendío!

Mucho más

Los más famosos carros de Cuba, hechos en Rusia

¿Y qué tu crees de esto?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *