Mañana me voy pa’ Sibanicú

¡Camino a Sibanicú!

Hay cosas que asombran en este sitio de Cuba y por eso te lo digo todo, porque hay que saberse Cuba Entera. ¡Móntate que te quedas!

Está situado en la porción centro-este de la Provincia Camagüey. Tiene límites al norte con los municipios Minas y Guáimaro, al sur con Najasa y al oeste con Jimaguayú y Camagüey. Sibanicú está en el Peniplano Florida-Camagüey-Tunas.

Kilómetro 44  de la Carretera Central

Ahí está Sibanicú. Los ríos principales son el Saramaguacán y el Sevilla. Hay precipitaciones medias anuales en esta zona y la temperatura media es de 24,8 grados Celsius.

¡Y bien verde! La flora está compuesta por matorrales, herbazales y árboles frutales. Sibanicú no tiene bosques de consideración, pero es tan linda.

Dicen las crónicas de Pánfilo de Narváez y Fray Bartolomé de las Casas, en su misión de colonización, que existía el cacicazgo  Sibanicú en 1513. Se llama así por el término aborigen que quiere decir “Río de Piedra”.

Trapicharon y la vendieron

¡La echaron pa’ alante! La mitad de Sibanicú la vendieron mediante escritura a Francisco Martín Daca en 4 300 reales. Cuando hicieron un censo en 1827 habitaban la zona 259 blancos, 6 negros libres y 90 esclavos.

Los hay en Sibanicú. Hay en ese lugar de Cuba unos árboles viejísimos en estado fósil. Se trata de fragmentos de árboles petrificados, testigos de los procesos geológicos ocurridos hace miles de años en esta región. Y eso no se ve en muchos lugares del mundo.

Pequeño gigante

Se llamó Shanguily… era el enano de Sibanicú. Su nombre real era Ángel Borges Áreas y su estatura era de 96 centímetros, ¡Más na’! Lo raro es que según los expertos “sus proporciones eran coherentes en todo su cuerpo, lo cual no es una característica del enanismo”. Era chiquitico y lo veían siempre con traje de chofer de ómnibus, con botines y gorra de plato. Murió con 84 años.

Era el año 1954… en Sibanicú circuló un periódico, de sólo dos tiradas el cual se llamaba “La voz de Sibanicú”. La rareza de prensa lo hacían jóvenes con inclinaciones periodísticas. Sus páginas se llenaron de la vida de Sibanicú. ¡Criticaban sin pelos en la lengua los problemas sociales, y claro, tuvo sus líos!

Sibanicú es un sitio de joyas artesanales. Dicen que da suerte llevarse alguna pieza cuando unos se va lejos, o cuando no va a volver. Es famosos el tren fabricado con varios tipos de madera, movido por electricidad.

¡A gozar!

Una guaracha de “El Guayabero” se hizo famosa. Decían que estaba el trovador en una racha negrita, alá en Guaímaro, y mientras cantaba empezó a repetir en broma pero se supone que de verdad… ¡y mañana me voy pa’ Sibanicú!

Todos los de Sibanicú lo saben, y si no, ya lo acaban de saber

Anteriores

Vamos a rebozar camarones con cerveza Mayabe

Mucho más

OFICIAL. Fue culpa de los pilotos que murieran cientos de cubanos

2 Comments

  • Los árboles petrificados están en Najasa.

    • Amigo… de acuerdo a la enciclopedia cubana: “En los predios de la Unidad Básica de Producción Cooperativa Camilo Cienfuegos, a escasos kilómetros al norte de Sibanicú, existen restos de Árboles en estado fósil. Fragmentos de árboles petrificados, testigos de los procesos geológicos ocurridos hace miles de años en esta región”. Pero si usted nos lo confirma, con gusto modificamos el atículo agradeciendo su atenta ayuda. Un abrazo

¿Y qué tu crees de esto?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *