¡Pasaje barato pa Cuba!!!

Unos amigos me avisaron (¡Qué bueno es tener amigos!!!) de que había una oferta de pasaje barato para Cuba.

El aviso

No lo podía creer…el corazón me empezó a latir como la primera vez que vi un muchacho que me gustaba, y que, dicho sea de paso, nunca me miró.

Salté de la cama y encendí mi PC, con el corazón a millón. Llevaba meses “cazando” un pasaje económico…y ya casi, casi lo tenía.

Comienza la odisea

Abro la página de la aerolínea, que mis amigos me dijeron (¡benditos mis amigos!) y no veo ni las letras…! qué horror! …

Estoy ciega…!!!

Claro ¿Cómo voy a ver? No tengo los espejuelos puestos, y yo sin espejuelos, no veo ni una vaca delante de mí. (¡Y para que un cubano, no vea una vaca, hummmmm, está muy ciego…!)

Ya, ya veo…déjame empezar a buscar: pongo el día de ida y el de regreso…el vuelo, el número de pasaporte: me da error. Lo vuelvo a intentar…error de nuevo.

No puedo perder ese pasaje

Pero, ¿qué es lo que pasa? Ese número me lo sé de memoria. Mejor lo busco, entre mis documentos importantes…es el mismo, lo pongo, vuelve a dar error.

¡Qué va! No puedo perder más tiempo…me voy a la agencia de pasajes.

Sigue la odisea.

¿Qué ropa me pondré? Sí, porque a una agencia hay que ir muy bien vestido. Que nadie diga que las cubanas no tenemos glamour…

Ya, ya estoy lista, un poco de lápiz labial y listo. ¡Ya estoy en la aerolínea…!  hay una cola!! Claro, toda la cola es de cubanos, cómo no va a ser, si el pasaje es una ganga.

Sudo, me late el corazón otra vez, ojalá que no se forme un despelote. Ya casi me toca, tres, dos, uno. Llego al escritorio.

Fin de la odisea

¡Todo con una sonrisa! Hablando suave, bajito, siendo educada y bien vestida (¡ya dije que hay que tener glamour!)

Buenos días (sonrisas) ¿Cómo está? (sonrisas otra vez) quiero separar un pasaje que está de oferta, para Cuba (sonrisa ancha y plena, casi carcajada)

La chica busca, me mira, vuelve a buscar y ¡Cataplún! ¡El bombazo! Los últimos dos pasajes de oferta para Cuba, lo acaban de sacar dos usuarios por internet.

A manera de epílogo

Salgo con la sensación de que la chica amable me acaba de echar un cubo de agua fría sobre mi glamuroso vestido, literalmente. ¡Ñoooooó! Qué mala suerte la mía, caballero.

Aquí hay gato encerrado

¿Quiénes habrán sido los que sacaron los últimos pasajes para Cuba?  ¿Serán mis amigos? Ahora mismo los voy a llamar. Si fueron ellos, van a saber lo que es una cubana cuando se pone una chancleta y se le olvida el glamour.

Otra vez a lo mismo…

¡Envidiosos! ¡Casa solas! ¡Ahora…a seguir la cacería! Caballero, pero ¡qué trabajo se pasa pa conseguir un pasaje barato pa Cuba!

Anteriores

Si deportan a Yunier, lo que le espera es mucho

Mucho más

CANDELA. La marca cubana CLANDESTINA denuncia a la prestigiosa marca ZARA

¿Y qué tu crees de esto?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *