PREOCUPANTE. Regulan el gas licuado en Cuba

La venta del gas licuado en Cuba estuvo liberada desde el año 2013, gracias a la ayuda que, en ese momento, brindó el gobierno de Venezuela.

Todo cambió

Desde el 1 de agosto, la situación cambió: los clientes del servicio liberado pueden comprar solamente una bombona cada dos meses.

Igual para todos

La medida es aplicada tanto para clientes del mercado racionado como para aquellos que adquieren el producto de forma “liberada”, de acuerdo a la Unión Cuba-Petróleo (CUPET).

El anuncio

Las regulaciones comenzaron a regir desde el 19 de agosto de este año y afecta a todas las provincias del país.

Dichas indicaciones se leen en un documento firmado por Yoan Osorio Olazabal, Jefe del Grupo de Mercado de la Empresa de Gas Licuado.

Difícil situación

Desde que las medidas están vigentes, una familia integrada por cuatro personas tendrá que esperar 32 días para poder comprar un cilindro de gas de 10 kilogramos

Mientras que los hogares con ocho habitantes podrán hacerlo cada 18 días. El documento advirtió que clientes normados no podrán comprar gas licuado.

Las causas

El racionamiento de gas licuado se ha visto afectado al igual que toda la economía en Cuba.

El racionamiento de gas licuado fue precedido por medidas a nivel nacional para racionar alimentos y artículos de primera necesidad en los mercados estatales que venden en divisas.

Todo ha sucedido luego que el régimen de Nicolás Maduro se haya visto obligado a reducir considerablemente la entrega de subsidios a Cuba para afrontar su propia crisis.

Hablan algunos de los afectados

Los pobladores de Artemisa no se sorprendieron con la noticia. La esperaban.

Aseguran que: “en los últimos meses hubo mucha inestabilidad en la venta de gas licuado liberado y eran más los días que tuvimos sin el producto que con él”

Otra usuaria manifiesta que: “En mi casa ya tuvimos que volver a la leña porque con la olla eléctrica no podemos cocinar todo”.

“Por suerte, dice, nunca desmantelamos el fogón del patio, porque sabía que algún día íbamos a tener que volver a la leña y al humo.

Otro cubano, teme que con el regreso de los apagones la gente no tenga con qué cocinar.

“Hace unas semanas tuvimos apagones imprevistos de más de seis horas”.

“Ahora no solo tenemos que zapatear todos los días la comida que está escasa y cara, sino también que inventar cómo la cocinamos porque ni combustible hay”, agregó

El bloqueo…siempre el bloqueo

En las noticias se dice  que la culpa de este racionamiento la tiene el embargo estadounidense que impacta “negativamente en la posibilidad de sostener algunos de los servicios fundamentales.

Agregaron además que estas restricciones serán “por tiempo indeterminado”

Y tampoco se están aceptando nuevos contratos debido al “aumento de la capacidad”

Cualquier tiempo pasado fue mejor…

Antes de estas medidas de regulación, y durante muchos años, los clientes solo tenían que hacer un contrato y podían adquirir el producto cada vez que quisieran.

Ojalá y no haya que volver a aquellos años de período especial, en que hubo que cocinar con leña y carbón.

Años difíciles donde las personas íbamos recogiendo cuanto palo seco había regado, para luego hacer una fogata entre dos ladrillos, una plancha de zinc…y a cocinar

(Fuente noticiosa: El Nuevo Herald) 

Anteriores

MUY TRISTE. Cuba pierde otro médico en Venezuela

Mucho más

Tres malecones y un mismo mar

¿Y qué tu crees de esto?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *