Frases de la Televisión que se quedaron en el habla del cubano

Y se quedaron para siempre porque ahora le gente dice y repite esas frases porque se adueñaron de ellas.

La televisión enriquece el habla popular ¡y mucho! Las telenovelas, los dibujos animados y las aventuras se han quedado en la nostalgia, en el recuerdo de siempre, pero las frases más pintorescas, están muy vivas en la lengua cubana gracias a que personajes, actores y actrices, le pusieron todo el corazón.

Lorencitooooooooo

Exacto… es el grito más famoso de las aventuras cubanas. Fue en Hermanos, una serie que nadie olvida porque fue de las mejores. Un firmamento de estrellas actorales hicieron esta serie de aventuras donde el grito Lorenzitooooo se repetía cada vez que comenzaba el tema de presentación.

Lo decía Héctor Hechemendía, el padre de los Hermanos al que mataron a punta de bala.

Televisor Caribe

Niña saluda a tu novio

Fue una frase que pegó desde la primera vez que la dijo la actriz Corina Mestre en la telenovela Pasión y Prejuicio. Anabel Leal hizo el personaje de la muchacha que quedó seriamente trastornada, desorientada, completamente loca. Cuando su novio iba a visitarla (ya por cortesía pura) la madre de ella (Corina Mestre) le decía cordialmente “Niña, saluda a tu novio”

Qué código me Obliga

La frase típica de la Doctora en el humorístico Punto G. Lo decía cuando ya estaba harta de todo, y esa palabra Código, era una sustitución clarita por una mala palabra cubana que todos conocen.

La doctora se llamaba Rosa Matriz, y lo hacía la inigualable Paula Alí, al lado de su sobrino Jorge Alí y Geidi, la querida Hidroelia. 

Dime algo Fernández

Creció la popularidad de Edith Massola con su actuación en la Telenovela “El año que viene”. El personaje que interpretaba hizo de la frase un toque pintoresco y todo el mundo comenzó a decir “Dime algo, Fernandez”

El bocadillo de Edith, para ser más famoso aún, tenía su versión en inglés y sonaba así “Tell me somthing fernandez”

En Cuba la TV acapara todas las edades

Corre Cutú Cutú

El que venga en son de guerra se las va a tener que ver con los Papaloteros. Una de las aventuras más populares de todos los tiempos, muy recordadas por las cosas que pasaron los muchachos, en especial el problemático cutú.

Aquel negrito que se hizo tan famoso, quedó en el recuerdo y en el habla popular con la frase que lo incitaba a correr sin detenerse. ¡Corré cutú, dale cutú cutú!

Oh Charito, Oh

No es que se haya quedado en el habla popular como una frase de expresión cotidiana, pero si se quedó en el recuerdo y de vez en vez se utiliza como broma. Por supuesto, es una frase pintoresca por sí sola del clásico de las telenovelas “Sol de Batey”.

Armando Tomey, el enamorado de Charito, exageraba un poquitín el drama con el que le expresaba el amor a su doncella y decía, por momentos, “Oh, Charito, Oh”

No la ruedo… deja que yo te cuente

La cordial Flor de Anís, personaje humorístico hecho por el grande Nelson Gudín, decía con un toque único estas frases que quedaron en el habla popular. “No la ruedo, no la ruedo, es algo que no está en mi” decía de alguien a quien le era difícil el trato.

La frase de cierre “Deja que yo te cuente” se quedó fuertemente en el público cubano que lo repitió y lo repite en su cotidianidad verbal.

Anteriores

URGENTE: Le desvalijaron la casa a Jacob Forever y su hija estaba dentro

Mucho más

Cubana de Aviación en Quiebra Total

One Comment

  • Les falto esto es de p…… queridos amiguitos,cierta vez que Armando Calderon se paso en la “comedia silente

¿Y qué tu crees de esto?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *